Artillería pesada contra termitas

Los sistemas para combatirlas

Trabajan las 24 horas del día, los 365 días del año. Jamás descansan y los daños son enormes. Pero el flagelo de las termitas, aunque difícil de erradicar definitivamente, se puede atacar con distintos sistemas. Algunos funcionan mejor si se trabajan combinados. Éstos son los principales.

Los métodos más efectivos

Cebo
Las termitas toman el pesticida de una estación subterránea instalada alrededor de la casa y lo llevan al nido, por lo cual eventualmente muere toda la colonia. Con este sistema, primero se monitorea la actividad de las termitas y, al encontrarlas, el operador inicia la acción del cebo hacia la colonia. Incluso cuando ésta es eliminada, el operador continúa monitoreando el área.
Tiene la ventaja de que no hay veneno dentro de la casa y además consigue llegar a áreas inaccesibles.

Termiticida no repelente
El termiticida no repelente, crea una “zona tratada” alrededor de la casa, indetectable para las termitas, que sin saberlo comen el ingrediente activo (imidacloprid) y luego lo transfieren al resto de los insectos. Este modo de acción, llamado “efecto dominó” resulta muy efectivo para controlar a las termitas y proteger la estructura de la casa. Con un sistema más o menos semejante, existen termiticidas repelentes, que crean una barrera química subterránea alrededor y bajo la casa, que mantiene alejadas a las termitas.

Fumigación
La fumigación de la estructura completa de la casa ofrece 100% de efectividad, aunque no tiene efecto residual y es tóxica para personas y animales, que deben mudarse por dos días. La más habitual es la fumigación con gas.

Borato
El operador aplica una solución de borato en spray a la madera expuesta, en polvo en los huecos de la pared o espuma en áreas específicas (hay también algunos productos de venta al público, muy fáciles de usar). Los precios son variables, aunque muy similares a los de la fumigación. El índice de mortalidad es del 100 % dentro de las 24 a 48 horas (para las termitas que entran en contacto con la sustancia), pero es difícil acceder a las áreas menos expuestas y también difícil controlar los resultados. Se necesita una vigilancia continua.

Inyecciones
Es uno de los sistemas de aplicación sobre áreas. Se trata de inyectar en las cavidades de la madera -donde las termitas se están alimentando o haciendo el nido- la espuma o el químico pesticida. Tiene la ventaja de que trabaja rápidamente y el veneno se circunscribe sólo a un espacio determinado, pero pueden quedar sin tratar áreas donde las termitas son activas. En general se lo usa combinado con otros sistemas.

¿Cuál elegir?

“La de las termitas es la infestación más compleja y, por lo tanto, elegir un método también es complejo. Depende del tipo de edificación, dónde ocurrió el daño y de dónde viene la plaga. En cuanto a la seguridad, todos estos productos están testeados. Depende de cuán cuidadoso sea el profesional para aplicarlos y tomar las precauciones necesarias”.